Categorías:
Compartir:

Equilibrar Kapha en primavera

Equilibrar Kapha en primavera

En el artículo anterior hemos visto como el exceso de kapha es un desequilibrio propio de la primavera y cómo puede manifestarse en forma de mucosidad o astenia. Aquí tienes una pequeña guía de cómo acompañar al cuerpo en esta estación:

1. Sabor Amargo, Picante, Astringente

Estos son los sabores de la primavera, los que ayudan a reducir kapha. Están en las hojas verdes (espinacas, acelgas, repollo, kale, lechugas), en las flores (alcachofas, broccoli, coliflor), en los brotes (espárragos, coles de Bruselas) y en los bulbos tempranos (cebolletas, ajos tiernos, puerros), en algunas raíces (rabanitos, nabos) y en los tallos tiernos (apio, acelgas). También son los sabores de las plantas aromáticas que crecen en esta época (perejil, cilantro, eneldo, cebollino, menta, tomillo).

El sabor amargo es el favorito del hígado, lo estimula a fabricar y segregar ácidos biliares, los hace más fluidos, limpia nuestra vesícula biliar y mejora la digestión.

Evita los sabores dulces, ácidos y salados.

2. Alimentos verdes y jugosos

Verde es el color de la primavera. En esta época, la mitad de nuestro plato debería ser verde. Los vegetales están en su momento más tierno y jugoso, llenos de agua y de sales minerales. Tienen un efecto diurético en el cuerpo que ayuda en la depuración.

Si te gustan los batidos verdes, y en invierno te resultaban excesivamente fríos, ahora es la época ideal para empezar a tomarlos. (Prometo una receta de batido verde primaveral en los próximos artículos).

Estos tallos, hojas, flores y brotes tiernos, son ricos en celulosa y fibras vegetales prebióticas, el mejor alimento para nuestra flora intestinal. ¿Sabías que una flora intestinal pobre está relacionada con depresión? Un intestino sano significa serotonina, o sea, bienestar.

No encontrarás mucha fruta esta temporada hasta que nos acerquemos al verano. Los cítricos que quedan son las variedades más tardías y aún falta tiempo para que lleguen los primeros frutos rojos que anuncian el verano. Esta es la estación del año donde las frutas son menos necesarias, ya no necesitamos sus azúcares y todas las vitaminas y nutrientes que nos aportan podemos encontrarlos en las abundantes verduras de temporada.

3. Menos lácteos y menos carne

Los animales aprovechan el clima benigno y la abundancia de la primavera para reproducirse y asegurar la supervivencia de sus crías. Es el momento de dejarlas criar para poder tener carne cuando otros alimentos no son tan abundantes. Reduce el consumo de leche en esta época y sobre todo, el de los lácteos más densos como los quesos curados. En esta época, mejor sin lácteos y si los consumes, opta por el requesón, mató y queso fresco.

4. Mas huevos y pescado

Es el mejor momento del año para consumir huevos. La luz y las temperaturas más altas, estimulan la puesta y los huevos empiezan a ser más abundantes. Tienen algo de colesterol, sí, pero lo vas a necesitar para fabricar tu vitamina D. Y no se trata de añadir más huevos a tu dieta habitual, sino de tomarlos en lugar de carne. Además, un buen huevo ecológico no tiene grasas saturadas, será rico en omega-3 y en múltiples vitaminas. El resto es pura proteína, de la mejor calidad.

Otra fuente de proteína óptima en primavera es el pescado. Ahora abunda el pescado azul (boquerones y anchoas, sardinas, caballa, bonito, atún) y algunos mariscos (almejas, mejillones, navajas) ricos en omega-3 y ácido grasos insaturados.

5. Menos legumbre y menos cereal

Ahora puedes darle un descanso al páncreas. El otoño y el invierno han sido meses de mucha actividad, guardando azúcares para poder fabricar y almacenar grasa. Ahora es su momento de relax. No más sabores dulces, no más azúcares en nuestra dieta.

Las legumbres secas que nos han ayudado a resistir en la época de escasez ahora las podemos tomar en su versión más tierna: la vaina. Come habas tiernas (incluida la vaina, si es tierna), guisantes y tirabeques. También es un buen momento para tomar germinados.

6. Muévete al sol

El final del invierno es el momento de año en que más bajos son nuestros niveles de vitamina D y lo notamos incluso en nuestro ánimo. Es el momento de salir al aire libre y dejar que nos dé el sol sin la intensidad de la radiación del verano.

El ejercicio equilibra kapha y en esta época del año nos regenera, el cuerpo nos pide movimiento. Si nos hemos sentido perezosos durante el invierno, ahora queremos actividad.

Si ya estás en forma, puedes aprovechar para hacer ejercicio más intenso. Si empiezas ahora, elige paseos en la naturaleza, subir escaleras, evitar el autobús o el metro. En esta época, el cuerpo está más flexible y puede ser el momento ideal para empezar con el yoga o el tai-chi.

6. Apertura y buen humor

En primavera producimos más serotonina y vitamina D. Además, el sabor amargo de tus comidas de primavera estimulará el nervio vago y todo eso se traduce en menos estrés, más relajación, mejor humor, más ganas de socializar y mejor predisposición hacia lo nuevo. Es el momento de empezar nuevas actividades, aprender y conocer gente nueva. Nos abrimos al exterior.

Feliz Primavera!

Ver los productos de Ayurlab

  • Variaciones: 1 pack = 1 mes

    32,00 

    9% Off

    Añadir al carrito
  • Variaciones: 1, 3, 6 meses

    16,00 96,00 

    Seleccionar opciones
  • Variaciones: 1, 3, 6 meses

    19,00 114,00 

    Seleccionar opciones
  • Variaciones: 1, 3, 6 meses

    23,00 138,00 

    Seleccionar opciones
Ayurlab Marketing

Equipo especializado en tendencias y novedades para mantenerte informado.

subscribe to newsletter

Excepteur sint occaecat cupidatat no proident